Variación sobre un Tema de Clarice Lispector

Este poema es un pequeño homenaje a Clarice Lispector, escritora brasileña nacida en Ucrania. Su prosa es refinada poesía. Este tema es recogido de “Aprendizaje o El Libro de los Placeres”. La escena transcurre cuando Lori, la heroína de esta novela, entra al mar para darse un baño. El poema recoge esta escena sobre la cual se incluyen algunos extractos al final de esta la publicación.

Variación sobre un Tema de Clarice Lispector

Un albornoz de plata viva
envuelta en mujer
vuelta al mar.

Vuelve al mar, entra,
abre las piernas
fértil de sal
por entre tus cabellos.

Inflamado en tu vientre
el fuego oculto bajo el mar
se yergue y escurre
como el líquido espeso de un hombre.

Abre la boca, mujer
y traga.
Traga el mar, el fuego,
el pez y su plata viva.
Mujer,
erizo de pulpa,
firme, quieta,
sal de la sal del mar
amante que no teme
pues sabe que todo
vendrá nuevamente.


Ahí estaba el mar, la mas ininteligible de las existencias no humanas. Y allí estaba la mujer, de pie, el más ininteligible de los seres vivos. El día que el ser humano se hizo una pregunta sobre sí mismo, entonces se convirtió en el más ininteligible de los seres por donde circulaba sangre. Ella y el mar.

[…]Debían ser las seis de la mañana. El perro libre vacilaba en la playa, el perro negro. ¿Por qué un perro es tan libre? Porque el misterio vivo no se indaga. La mujer duda porque va a entrar.

[…]Con la playa vacía a esa hora, ella no tiene el ejemplo de otros seres humanos que transforman la entrada en el mar en un simple juego imprudente de vivir. Lori esta sola. El mar salado no está solo porque es salado y grande, y eso es una obra de la Naturaleza. El coraje de Lori es de , no conociéndose, igualmente proseguir, y obrar sin conocerse exige coraje.

Va entrando. El agua saladísima está tan fría que la eriza y ataca sus piernas como en un ritual.

[…] Ahora que el cuerpo está todo mojado y del pelo gotea agua, ahora lo frío se transforma en frígido. Avanzando, abre las aguas del mundo por la mitad. Ya no necesita coraje, ahora ya es vieja en el ritual recuperado que había abandonado hacía milenios. Baja la cabeza dentro del brillo del mar, y retira una cabellera que sale toda goteando sobre los ojos salados que arden, juega con la mano en el agua, pausada, los cabellos al sol se están casi inmediatamente endureciendo con la sal. Con el cuenco de las manos y con la altivez de aquellos que nunca darán explicación ni a ellos mismos: con el cuenco de las manos lleno de agua, la bebe a grandes tragos, buenos para la salud de un cuerpo.

Y era eso lo que le estaba faltando: el mar por dentro como el líquido espeso de un hombre.

[…] Se zambulle nuevamente, nuevamente bebe más agua, ahora sin avidez pues ya conoce y ya tiene un ritmo de vida en el mar. Es la amante que no teme pues sabe que lo tendrá todo nuevamente.

Clarice Lispector
Aprendizaje o El Libro de los Placeres
Traducción de Cristina Sáenz de Tejada y Juan García Gayo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s